Riesgos más frecuentes del aborto

Es cierto que gracias a las nuevas legislaciones el aborto se puede llevar a cabo de manera segura en varios lugares del mundo, quitando riesgos que han costado la vida de muchas mujeres. Todos los procedimientos quirúrgicos y todos los tratamientos médicos tienen riesgos, por lo que es importante que tomemos en cuenta que si bien se encuentra perfectamente legislado en algunos lugares, no deja de ser un riesgo para la salud. Hoy hablaremos de los posibles riesgos y consecuencias del aborto.

No debemos empezar a preocuparnos cuando no hay de qué, los abortos, cuando son realizados en las condiciones adecuadas, no tienen por qué salir mal, sin embargo existe un pequeño margen de error; se cree que el ocho por ciento de los abortos pueden presentar complicaciones durante el proceso, mientras que aproximadamente 25 por ciento de las mujeres presentaron consecuencias del aborto a largo plazo, desde malestares físicos hasta malestares emocionales.

Algunas de las complicaciones son:

  • Infección. Con el aborto legal este riesgo se reduce al mínimo, sin embargo puede suceder que si se utilizan pastillas para abortar, el procedimiento no se concrete correctamente y queden restos dentro del útero, que provocarán una infección. Los síntomas incluyen fiebre, mal olor vaginal y dolor en el vientre.
  • Perforación. Cuando el aborto quirúrgico se hace mal, corremos el riesgo de que uno de los instrumentos perforen la pared uterina ocasionando dolores muy fuertes. La perforación uterina es muy poco frecuente.
  • Hemorragia. Esta es mucho más frecuente cuando se realiza el aborto después del segundo trimestre.
  • Daños al cérvix. Al igual que con la hemorragia, el daño en el cérvix es más común cuando se hace el procedimiento después del segundo trimestre ya que hay más probabilidades de que se desgarre el tejido. Es un tejido muy fuerte que se puede recuperar solo, sin embargo cuando el desgarre es más profundo hay más riesgo.
  • Aborto fallido. Principalmente con el aborto que se provoca en el cuerpo, esto es con pastillas, corremos el riesgo de que solo veamos sangrado y en realidad el útero no se haya evacuado por completó, se recomienda que después de un aborto auto inducido se acuda al ginecólogo para que se asegure.
  • En algunas ocasiones se pueden presentar problemas con embarazos posteriores, sobre todo si no se da el tratamiento post operatorio necesario; se pueden presentar abortos espontáneos o dificultades para embarazarse de nuevo.

Deja un comentario

*