Cuidados genitales femeninos: indispensables para la salud

La salud engloba muchos aspectos que a veces descuidamos por darle mayor importancia a los más evidentes, sin embargo para poder ser saludables plenamente debemos considerar nuestro cuerpo como un sistema interconectado en el que si una cosa falla, empezarán a fallar otras más; la salud y el cuidado de lo femenino es una de las tareas más complejas, pues incluso lo que comemos puede afectar a la salud de nuestro aparato reproductor.

Para hablar de la salud tenemos que hablar de varios aspectos de los cuales debemos mantenernos al día, uno de ellos es el cuidado correcto de los genitales, pues son un complejo sistema que debemos mantener bien monitoreado para evitar que se desarrollen enfermedades crónicas. La higiene juega un papel fundamental en el cuidado y prevención de muchas enfermedades femeninas y como muchos doctores lo dicen: no se trata de lavar mucho, sino lavar bien.

La vagina es un órgano que tiene su propia manera de limpiarse y deshacerse de las amenazas; las duchas vaginales y las limpiezas internas a las que muchas mujeres recurren por miedo a no estar totalmente limpias o por modas lo único que llegan a lograr es modificar el PH de la vagina y permitir la libre entrada a hongos y otras infecciones.

Una de las costumbres que prácticamente ninguna mujer lleva a cabo es el lavarse después de una sesión de sexo oral con su pareja ya que tenemos a pensar que los genitales son un lugar más sucio que la boca, sin embargo son más las bacterias dañinas encontradas en la boca que en la vagina, es por esto que se recomienda ampliamente lavarse con agua y jabón una vez terminada la sesión.

Otro caso importante en el que debemos tener mucho cuidado es durante la menstruación ya que la sangre puede provocar infecciones e irritaciones en la vagina. Si usamos toalla húmeda se recomienda cambiarla dependiendo del flujo que presentemos y en el caso de los tampones es muy importante no dejarlos más de 4 horas dentro de la cavidad ya que no solamente pueden provocar infecciones locales, sino que puede provocar un shock corporal que nos lleve a perder incluso la vida.

Siempre que tengamos alguna duda sobre cómo estamos sintiéndonos en cuanto a salud genital no debemos dudar en acudir con un experto; muchas mujeres sienten pena de acudir al doctor, en este caso podemos recomendar asistir con una ginecóloga para que la confianza sea un poco más fluida.

Deja un comentario

*