Consejos para ayudar a los padres a prevenir el embarazo en la adolescencia

La cantidad de madres adolescentes alrededor del mundo cada vez es más alarmante. Las cifras se disparan y contrario a lo que se esperaría en un escenario ideal, año con año se elevan significativamente. Muchos casos de adolescentes embarazadas se dan en hogares en los que la comunicación es muy escasa y temas como el sexo son algo de lo que no se debe hablar, esto lleva a nuestros adolescentes a tomar las decisiones equivocadas. A continuación ofreceremos algunos consejos para ayudar a los padres a prevenir los embarazos de sus adolescentes.

De entre 15 y 19 años son los padres adolescentes que alimentan las estadísticas de embarazos en América Latina y el Caribe, según cifras de la Unicef, gracias a quienes se ha descubierto que esta región es la segunda más alta de embarazos adolescentes en el mundo. Este hecho ha disparado las alarmas de los centros de salud y educativos por la gravedad del asunto; las madres adolescentes no planean un embarazo del que en muchas ocasiones no quieren saber nada y sin embargo la carga social y familiar no las permite abortar, por lo que se ven obligadas a continuar con un embarazo que no saben cómo manejar. Este problema comienza desde casa, donde los adolescentes no reciben información sobre como prevenir el embarazo no deseado.

Pero también existe una cantidad de adolescentes que más allá de prevenir un embarazo, buscan tener uno y hacer su vida al lado de sus hijos y en el caso de ser un embarazo en pareja, al lado de su pareja; esto sin pensar en las oportunidades de desarrollo personal y profesional que se pierden al tener que cuidar de un bebé.

Por esto es que la comunicación entre padres e hijos debe ser abierta, comprensiva e informada, en la que los padres de familia hablen sobre salud sexual con sus hijos sin mostrar desagrado ni sorpresa, apoyarlos en el caso que hayan decidido no tener relaciones sexuales, ya que algunos padres empujan a sus hijos –en su mayoría varones- a que inicien una vida sexual activa.

Se recomienda también que antes de tener que acudir a las pastillas de emergencia, se motive a los adolescentes, hombres y mujeres, traer condones y aprender a usarlos, para así prevenir cualquier emergencia.
Algo muy importante es enseñar a nuestros adolescentes a pensar en una vida profesional a futuro, ayudarlos a verse a sí mismos como profesionistas exitosos, alentarlos a que no abandonen los estudios y a que cultiven una relación significativa y duradera con su pareja sentimental.

La comunicación con nuestros hijos es la mejor manera de apoyarlos y protegerlos.

Deja un comentario

*