OMS deja de considerar la transexualidad como enfermedad

Recientemente la Organización Mundial de la Salud (OMS) después de casi tres décadas actualizó su Clasificación Internacional de Enfermedades, en la cual determinó que la transexualidad ya no debe ser considera como una enfermedad mental y se clasifique en la sección de apartados de los comportamientos sexuales.    

Al mantenerla dentro de esta clasificación las personas que soliciten atención médica podrán obtenerla, esto es vital porque en algunos países si el diagnóstico no está incluido en la lista de la OMS las personas no pueden acceder a un tratamiento en el sector público o no se les reembolsa el costo del mismo en el sector privado.

Durante una conferencia, el director de Salud Mental y Abusos de Substancias de la OMS informó que no hay evidencias que demuestren que una persona con un desorden de identidad de género tenga automáticamente un desorden mental, aunque es muy común que estas personas padezcan ansiedad o depresión.

El especialista en la salud mental consideró que si las personas transexuales son identificadas con un desorden mental pueden sufrir de estigmatizaciones que lleven a la discriminación y que haya menos posibilidades de recibir ayuda en caso de que la necesiten.

La transexualidad es un término que se usa para hacer referencia a una persona que no se identifica con el género asignado al nacer, y que tiene un sentido de pertenencia al sexo opuesto. Las personas que se identifican así buscan cambiar su identidad para vivir y ser reconocidos como personas del sexo en el que ellas se identifican. Para lograr estos cambios algunas personas inician con terapias de reemplazo hormonal incluso con cirugías estéticas que les permitirá hacer cambios en su cuerpo de manera permanente.

La mayoría de las personas transexuales enfrentan un difícil proceso de aceptación tanto de sus familias y amigos como de la sociedad, lo cual los lleva a presentar trastornos psicológicos como la ansiedad y la depresión.

La decisión de la OMS de excluir la transexualidad de la lista de enfermedades mentales supone un avance para la inclusión de las personas que enfrentan estos sentimientos.

Los especialistas recomiendan que aquellas personas que se sientan confundidas sobre su género busquen la ayuda necesaria para que puedan enfrentar la situación de la mejor manera y no pongan en riesgo ni su salud física como mental.

Deja un comentario

*