El sexo en la adolescencia: Hombres vs. Mujeres

En la actualidad, los adolescentes se sienten más libres para hablar de su sexualidad, aunque siguen percibiéndose algunos patrones tradicionales, como el machismo.

Antiguamente, era más común que las jóvenes se casaran a menor edad, incluso experimentaban la maternidad apenas comenzaban a menstruar. Lo que conllevaba que apenas estuvieran conociendo su cuerpo cuando ya estaban manteniendo relaciones sexuales. Hoy en día la sexualidad está más asociada al placer que a la función de conseguir un embarazo.

En el caso del hombre, su función era la de guiar la vida sexual de la pareja, ya que era el experimentado.

El acceso a más información ha ido implementando pequeños cambios significativos. Las jóvenes pueden disfrutar de su cuerpo y de mostrarlo, de ser tocadas, de la sexualidad en general. En algunas sociedades se pone más énfasis en el placer que en el amor.

Para los jóvenes la fortaleza se logra manteniendo relaciones con varias mujeres. Esto lleva a que les sea más difícil mantener una relación de pareja estable. En la relación sexual, para el hombre, el objetivo es la eyaculación y no el orgasmo. En la adolescencia entonces aparecen disfunciones sexuales como la eyaculación precoz.

Con respecto a la masturbación en los adolescentes, para los hombres es una práctica que socialmente se considera natural. En el caso de las jóvenes, si bien la práctica es natural, no es visto de esa manera en la sociedad que juzga al género femenino con más dureza.

El aprendizaje sexual para los hombres se obtiene, especialmente, de los medios de comunicación como películas, videos o revistas. Mientras que las jóvenes obtienen la información mediante charlas con amigas. En el caso de las mujeres, la pornografía no es de uso común como para el hombre.

En la sociedad actual tener una pareja estable no es requisito fundamental para mantener relaciones sexuales.

Deja un comentario