Los métodos anticonceptivos son tu mejor aliado

Todos tenemos derecho a disfrutar de nuestra sexualidad, seamos hombres o mujeres por igual podemos decidir el momento en el que queremos tener relaciones sexuales, con quién queremos hacerlo y sobre todo la manera en la que deseamos protegernos. Cuando decidimos mantener una relación con alguien aceptamos compartir con esa persona pero eso no significa que puedan obligarnos a hacer algo que no queramos.

Por lo que antes de tener relaciones es conveniente que se hable de cuál será la manera en la que se van a proteger y ambos deben estar de acuerdo, en algunas relaciones en la mayoría de los casos los hombres, intentan convencer a la mujer de no utilizar ningún tipo de protección, y quieren hacerlas sentir mal utilizando el chantaje emocional para que ella acepte tener sexo sin protección.

Este acto es considerado incluso como un acto de violencia, ya que al tratarse de tu cuerpo tú eres la única que puede decidir, es por ello que los métodos anticonceptivos se pueden convertir en tus mejores aliados para tener una vida sexual plena y segura.

Cuando se está comenzando a ser sexualmente activo lo más recomendable es utilizar algún método de barrera como los condones, este anticonceptivo no sólo te protegerá de embarazos no deseados, sino también de alguna enfermedad de transmisión sexual como el VIH-Sida, herpes o el Virus del Papiloma Humano. Recuerda que tú puedes cuidarte pero nunca sabrás a ciencia cierta cómo ha sido la vida sexual de tu pareja por eso más vale prevenir y usar un método más seguro.

Si estás en alguna relación más estable donde sólo tengas una pareja sexual puedes utilizar otros métodos como la píldora, las inyecciones, los parches, el implante subdérmico o el dispositivo intrauterino, estos métodos son conocidos como métodos hormonales, los cuales van liberando periódicamente activos con dos objetivos, por un lado impedir el acceso de los espermatozoides a la matriz y por otro lado evitar la liberación de un óvulo y por lo tanto el esperma no tenga nada que fecundar.

Recuerda que los métodos anticonceptivos son un derecho y las instituciones públicas de salud están obligadas a proveerte de alguno de ellos de forma gratuita, así que no hay ningún pretexto para que te cuides, recuerda que tu salud es la más importante. Si deseas conocer más de algún método en específico puedes acudir a tu clínica y el médico te dirá cuál es aquel que mejor se adapta para ti.

Deja un comentario

*