El gobierno de Trump, ¿Afectará a la lucha contra el VIH en el mundo?

Desde el ascenso de Trump y el senado de ultra conservadores al poder de Estados Unidos, el futuro se ha ensombrecido en muchos aspectos, uno de ellos, de gran importancia, es la salud tanto de estadounidenses como de los millones de personas en el mundo que han aprovechado los recursos de las ONG que anteriormente se patrocinaban con fines de prevención, tratamiento e investigación del VIH.

En el año 2004, el gobierno de Bush creó el PEPFAR: President’s Emergency Plan for AIDS Relief, que brindaba financiamiento para el tratamiento de las personas enfermas de VIH en países de África, Asia y el Caribe; posteriormente el gobierno de Barack Obama amplió dicho programa, brindando medicamento a más de 7 millones de personas al año.

Tal vez  te interese leer: ¿Qué son los derechos sexuales y reproductivos?

Sin embargo, Donald Trump, desde el cuarto día de su gobierno señaló que dejará de patrocinar a las organizaciones y fundaciones encargadas de distribuir preservativos, píldoras de aborto legal, asesorías de información y atención integral en algunas comunidades de países “vulnerables.

Una de estas organizaciones, el Fondo Mundial para la lucha contra el SIDA, que  depende de los recursos del gobierno norteamericano, y de Francia, Japón y los países nórdicos, puede verse en severos problemas, ya que el apoyo económico de otros países no se comparan con la aportación de Estados Unidos. Aún no se sabe si Trump detendrá el apoyo a las personas enfermas de VIH, sin embargo se prevé que se suspendan los para poblaciones fuera de E.U. y que estos no lleguen a grupos poblacionales como los LGBTI.

Además, se prevé que se detengan las investigaciones, ya que el gobierno del magnate no considera relevante el tema relacionado con la salud ni el trabajo de los Institutos Nacionales de Salud de E.U. que financian un sinnúmero de investigaciones en todo el mundo sobre VIH. Estos estudios van desde la epidemiología, virología y el desarrollo de nuevas tecnologías para la prevención del VIH. Además, tanto Trump como varios miembros de su equipo son opositores de las vacunas lo que podría incrementar las tasas de infecciones de transmisión sexual.

Dentro de las ideas ultraconservadoras, xenófobas, misóginas y retrógradas del gobierno de Trump y es que, se planea firmar una orden ejecutiva para declarar inmoral las relaciones sexuales antes del matrimonio, el aborto y el matrimonio entre personas del mismo sexo, por lo que están en contra de la educación sexual y el uso del condón, lo que podría provocar que la única forma de difundir la prevención del VIH sea a través de la abstinencia y la fidelidad.

Algunos países de Latinoamérica reciben dinero del Fondo Mundial, por lo que los recursos podrían agotarse en algunas organizaciones, por lo que estos lugares pueden experimentar un retroceso en las políticas de prevención y tratamiento de VIH como resultado de la administración de Trump.

Los avances en la prevención y el tratamiento de VIH han comenzado a dar frutos en el mundo, ya que las muertes relacionadas con el SIDA se han estabilizado en los últimos 5 años; sin embargo si no se mantienen los esfuerzos actuales, se corre el riesgo de que nuevamente haya un aumento significativo de nuevos casos.

Deja un comentario

*