12 minutos, tiempo suficiente para seducir a un niño por Internet

ada vez es más común que los niños cuenten con los medios necesarios para acceder a la tecnología digital; como regalo de “Reyes” suelen pedir teléfonos celulares, laptops o tablets, por lo que suelen acceder a Internet y navegar con distintos fines: hacer sus tareas, ver videos o platicar con sus amigos desde las redes sociales. Sí, redes sociales. A pesar de la prohibición de Facebook para que menores de edad abran cuentas, muchos niños tienen una y son blanco fácil del grooming, por ello hablar sobre sexualidad con los niños es fundamental en la prevención de estas prácticas.

Gooming se refiere a conductas emprendidas por adultos para ganarse la amistad de menores de edad; en los últimos dos años se han registrado más de 80 mil casos de gromming en México. El consultor jurídico de la organización Save The Children, Alfonso Poiré, advirtió que 12 minutos son suficientes para que un ciberacosador convenza a un niño a desnudarse frente a la cámara de su computadora o celular.

Las imágenes obtenidas por el ciberacosador pueden servir para su uso y satisfacción personal o para ser compartidas, intercambiadas o vendidas con otros acosadores, ser incorporadas en redes de pederastia o explotación sexual o como medio de extorsión para el menor con el fin de busca un encuentro que pueda terminar como secuestro o encuentro sexual.

Datos oficiales indican que la mitad de los usuarios de Internet tienen entre 9 y 24 años de edad, 38% de ellos son menores de 18 años; el promedio de edad para entrar a espacios digitales es de 8 años.

La primera semana de octubre se realizó el Foro Internacional sobre Violencia en Internet, en el Museo Memoria y Tolerancia, en este espacio Poiré comentó que los acosadores mantienen oculta su identidad para tener una amistad con los infantes sin levantar sospechas, y que suelen enganchan a quienes están solos, tristes, deprimidos o cuentan con poca atención de padres y familiares Generan confianza y tienen lazos emocionales a partir de sus falsas identidades y logran que les envíen imágenes de actos con connotación sexual

Al obtener las primeras fotografías o vídeos extorsionan a los menores para que manden cada vez más fotos, y más explícitas, lo que puede causar tanta angustia en el menor que lo puede llevar al suicidio. Las niñas y adolescentes de 12 a 13 años son más vulnerables al ciberacoso.

Pornografía infantil, más de 4 mil sitios web

Según datos de Save The Children, en cinco años se detectaron más de 4 mil sitios web de pornografía infantil en Internet. En 2013 la Procuraduría General de la República detectó más de 12 mil cuentas personales que exhibían imágenes de explotación sexual de menores de cuatro a 16 años; sin embargo en México no se considera delito el acoso sexual por Internet, por lo que la organización emprendió una campaña para penalizar el grooming y proteger a los menores de edad del abuso sexual, la pornografía infantil y la trata de menores.

La organización destaca el relato de una menor de edad víctima de un acosador sexual de 58 años, quien la engañó haciéndose pasar por un chico de 12 años. Este experto en grooming analizó el perfil de la joven para ganar su confianza y engañarla hasta obtener fotografías eróticas, extorsionarla y forzarla a tener un encuentro sexual. La menor sufrió un colapso nervioso que la llevó a atentar contra su vida.

Es muy importante estar al tanto de lo que ven nuestros hijos en Internet, hablar con ellos y enseñarles buenas prácticas en redes sociales como no aceptar personas desconocidas ni enviar fotografías “comprometedoras”.

 

 

Deja un comentario

*